God is Hell

“God” is Hell (2011).

Aclaración:

No me manifiesto como ateo; me considero una mezcla de neo-pagano, con mi particular interpretación de diversos dioses y fuerzas universales, y agnóstico.

Pero no soy partidario de las instituciones religiosas; ni de la «religión» misma, cuando esta es entendida como un sistema de creencias y mandatos basadas en la fe (a veces demasiado ciega), que legitima valores y jerarquías y acepta o promueve diferencias sociales discriminatorias que favorecen a ciertos personajes de divinidad muy cuestionable; esto trae odio, ignorancia y falta de flexibilidad; e impiden la supervivencia «armónica» (libre de violencia y discriminación obsoleta) de una especie que se dice inteligente.

Creo que hay una gran distancia entre la espiritualidad, los valores (éticos y morales) y la religión; a pesar de que esta última contenga a los dos primeros. Me parece imprudente pensar que el criticar la religión sea entendido como depreciar todos los valores y contenidos espirituales que la misma promueve; pues hay muchos buenos en todas las religiones; eso es innegable, pero también contienen una serie de elementos obscuros que son sumamente cuestionables y que no deberíamos temer criticar e incluso abolir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>